viernes, 27 de enero de 2023 13:08h.

Siete curiosidades de ‘Baco y Ariadna’, de Tiziano

1 – Pintó esta obra Tiziano hacia los años 1520-1523.

Se la encargó Alfonso I de Este, duque de Ferrara, para su casa de campo y como parte de una serie de pinturas mitológicas. Está inspirada en los poetas Catulo y Ovidio.

2 – La obra muestra el momento en que Ariadna, tras ser abandonada por Teseo, encuentra a Baco, y los dos, instantáneamente, se enamoran.

Ambos aparecen en la mitad izquierda del cuadro. Ese amor acabó en matrimonio y Ariadna pasó a ser inmortal. Por cierto, según la historia, Baco lanzó la diadema de Ariadna al cielo y esta se convirtió en una constelación, la Corona Boreal, que plasma Tiziano arriba a la izquierda.

3 – Con obras como esta, Tiziano demuestra su maestría con el color y su intensidad psicológica.

Por ejemplo, llama la atención (y más, para la época) la mirada de Baco, intensa y apasionada, en consonancia con el cuadro, con esa rica paleta de colores. Por cierto, obsérvense la capa rosa de Baco y la banda roja de Ariadna, que por sus características logran que el ojo vaya involuntariamente de una a otra.

Autorretrato de Tiziano (década de 1550)

4 – La obra muestra varios personajes y detalles llamativos.

Así, en el lado izquierdo encontramos el carro de Baco, tradicionalmente tirado por panteras. Tiziano, sin embargo, pinta guepardos que se miran de forma cómplice, aumentando más el sentido amoroso de la composición.

En el lado derecho tenemos a Laocoonte, luchando contra las serpientes (hacía poco que se había descubierto su famosa estatua) y dos mujeres (las ménades). Una lleva platillos y la otra mira a un sátiro sexualmente. Vemos también a Sileno, montando en burro, jefe de los sátiros y padre adoptivo de Baco.

Por cierto, a la derecha del todo, en la parte central, vemos a un portador de vino que, por su posición, recuerda a Atlas, el titán condenado a cargar el mundo a su espalda.

5 – Tiziano firmó su obra, aunque esto no se vea a simple vista.

Así, su nombre aparece en la urna de abajo a la izquierda, en donde se lee, en latín “TICIANUS F. [ecit]” (“Tiziano me hizo”). Por cierto, él fue uno de los primeros pintores en rubricar sus obras.

Detalle en donde podemos ver la firma de Tiziano

6 – Originalmente la obra iba a hacerla Rafael.

Alfonso I de Este incluso le pagó un adelanto para ello. Sin embargo, a su muerte, en 1520, el trabajo pasó a Tiziano.

7 – Se conserva en la  National Gallery, en Londres.

Tras perder la familia Este el gobierno de Ferrara, en 1598, el cuadro pasó al cardenal Pietro Aldobrandini, en cuyo palacio de Roma se expulso hasta 1796. Luego pasó a los hermanos Camuccini y en 1806 lo compró un agente británico en Italia para William Buchanan. Luego tuvo más propietarios, hasta adquirirla en 1826 la National Gallery.