domingo, 03 de marzo de 2024 00:00h.

Siete curiosidades de ‘La Virgen velada’, de Giovanni Strazza

1 – No se conoce la fecha exacta en que se realizó, aunque debió ser hacia 1850.

Esto es porque se conserva muy poca documentación de la escultura italiana del XIX. Y es que, a fines de este siglo, con la llegada del futurismo, empezaron a rechazarse este tipo de obras. En las últimas décadas, sin embargo, se ha acrecentado el interés por este periodo y cada vez hay más trabajos de investigación al respecto.  

2 – Se cree que representa a la Virgen María.

Al menos, eso es lo que opinan los expertos: que Strazza, a partir de la estética antigua de diosas, bustos y vestales, quiso realizar una obra de temática cristiana.

Busto de Giovanni Strazza (1818-1875) en el Palacio de Brera, en Milán

3 – Impresiona el velo: parece real, pero está tallado en mármol.

El material que se emplea es duro y resiste el cincel, pero, igualmente, se consigue aquí transmitir tal ligereza que parece una tela auténtica. Esta paradoja entre el mármol, tan difícil de cortar, y el resultado final revela la excepcional técnica de su autor. Por otra parte, la serenidad del rostro da aún mayor fuerza al conjunto.

4 – El tema de la mujer velada era muy popular en aquel entonces. Con ello se buscaba un juego de seducción del que tampoco escapa esta escultura.

Así, el uso de estos velos, con una tela que parece estar casi mojada, adhiriéndose al cuerpo, pretendía crear una atracción visual. Y aunque esto es más evidente en otros trabajos, igual muchos historiadores del arte ven en “La virgen velada” un lado erótico. Precisamente, por esa mezcla que hay entre lo visible y lo que está oculto.

Un ejemplo del tema de la mujer velada. La estatua es de Antonio Corradini (1688-1752) y se conserva en el Louvre

5 – Se inspira en temas clásicos, pero, a la vez, es excepcionalmente realista, permitiendo que Strazza se ubique entre dos épocas distintas.

Esto le da especial valor, pues entonces el estilo realista estaba en sus inicios.

6 – Durante el Risorgimento se convirtió en un símbolo de Italia.

7 – Se conserva en el Presentation Convent de St. John, en Canadá.

En 1856 fue trasladada a la catedral de Terranova después de que un obispo canadiense, John T. Mullock, viera la estatua y la considerara “una joya del arte y la perfección”. De aquí pasó a su ubicación actual.