viernes, 27 de enero de 2023 13:08h.

Siete curiosidades de ‘La creación de Adán’, de Miguel Ángel Buonarroti

1 – Fue un encargo del papa Julio II.

En principio, Miguel Ángel llegó a Roma para realizar la tumba del papa. Pero acabó haciendo muchas más obras, entre ellas el techo de la Capilla Sixtina, que con sus 500 metros cuadrados le llevó unos cuatro años completar, entre 1508 y 1512.

2 – Es la pintura más conocida de la Capilla Sixtina.

Originalmente se le pidió que pintara los Doce Apóstoles, pero en su lugar representó la Creación, la Caída del Hombre, la Promesa de Salvación y la genealogía de Cristo. Así, además de “La creación de Adán”, hay allí pinturas como “Adán y Eva en el Jardín del Edén”, el “Diluvio”, el “Profeta Jeremías” y la “Sibila de Cumas”.  

Imagen del techo de la Capilla Sixtina, donde podemos ver las distintas obras representadas

3 – Representa a Dios y a Adán, pero puede que también a Eva.

Así, Dios aparece con una barba blanca en una túnica de color púrpura a cuyo alrededor hay varios querubines. Su brazo descansa sobre una mujer, seguramente Eva a la espera de su destino en la Tierra. El brazo de Dios está estirado, con su dedo a punto de insuflar la chispa de la vida a Adán. Ambos dedos están a una mínima distancia.

4 – Adán tiene ombligo, pero, para algunos investigadores, esto puede explicarse.

Así, este hecho, que no debería ser –pues Adán fue creado y no nacido de mujer- se debería a que Miguel Ángel quería representar el nacimiento físico del hombre. Por eso la tela roja que rodea a Dios tiene la forma de un útero humano. Se dice, además, que el pañuelo que vemos colgando es un cordón umbilical recién cortado.

Detalle del retrato de Miguel Ángel elaborado por Daniele da Volterra (hacia 1544)

5 – La obra coincide, sorprendentemente, con los surcos del cerebro humano.

Así lo explicó en 1990 el doctor Frank Lynn Meshberger, quien consideró que “las figuras y sombras representadas tras las figuras de Dios aparecían como una acertada representación del cerebro humano”. De hecho, los bordes de la pintura “se correlacionan con los surcos principales del cerebro”.

6 – Ha generado debates en torno a Eva y la costilla de Adán.

Deivis Campos consideró en su libro Clinical Anatomy que había una costilla adicional oculta en el lado izquierdo del torso de Adán, lo cual iría en contra de la idea de que Eva se creó a partir de su costilla. Sin embargo, puede ser que Miguel Ángel se inspirara en la otra versión que sobre ello aparece en el Génesis, en donde se dice: “Y creó Dios a la humanidad a su propia imagen, a imagen de Dios los creó, varón y hembra los creo”.

7 - Se conservan dos bocetos previos de la escena en el Museo Británico de Londres.

Uno de los bocetos que se conservan en el Museo Británico

En uno, de 1508, aparece la mano de Adán, antes de que Dios le de el don de la vida, y en otro, de 1511, su cuerpo desnudo elaborado con tiza roja sobre lápiz.