martes, 29 de noviembre de 2022 12:52h.

Siete curiosidades del 'Guernica' de Picasso

1 – Lo realizó Picasso para cubrir el atrio del Pabellón de la República Española en la Exposición Internacional de París.

Todo, por encargo de una delegación de representantes del gobierno republicano que se reunió con él en enero de 1937. Sin embargo, al principio Picasso no pareció quedar convencido de aceptar la oferta, pues debía cubrir un espacio de 11,4 metros.

2 – Picasso se inspiró para crearlo en un artículo del Times

Concretamente, de un periodista llamado George Steer que trabajaba en España como corresponsal de guerra y quiso reflejar los efectos del bombardeo de Guernica de abril de 1937. Picasso, que residía entonces en París, conoció así cómo eran las bombas y cómo se utilizó termita para lanzar una lluvia de fuego sobre el pueblo.

Picasso en 1908

3 – Su simbología ha generado numerosas interpretaciones y es imposible hallar un consenso al respecto.

Así, el hecho de que Picasso no quisiera dar una interpretación clara a la obra, favoreció las elucubraciones y teorías sobre la misma. Por eso nos vamos a limitar a exponer sus elementos más claros, de izquierda a derecha y de arriba a abajo:- El toro: según Picasso, representaba la “brutalidad y oscuridad”.
- Madre con un hijo sin vida: se cree que Picasso se inspiró en la Pietà. Obviamente, representa el dolor. Ella tiene los ojos en forma de lágrimas.

Detalle en que se ve claramente la paloma

- Paloma: está entre el caballo y el toro, pero a primera vista no se ve, pues solo está trazada su silueta. Se considera una alegoría de la paz.
- Bombilla: ha generado numerosas interpretaciones. Así, podría ser una bomba, la luz del avance científico (que, pese a todo, genera guerras), el ojo de la providencia…
- Caballo: simbolizaría las víctimas inocentes.
- Guerrero muerto: nuevamente, refleja la violencia.
- Mujer con una vela: se cree que es una alegoría de la República.

Detalle con la mujer arrodillada o herida

- Mujer arrodillada o herida: su pierna está dislocada o cortada y trata de frenar la hemorragia con la mano izquierda.
- Hombre o mujer implorando: aquí la persona mira al cielo, como si estuviera pidiendo el fin de los bombardeos.

4 – Obligó a Picasso a mudarse de estudio

Efectivamente la obra era tan grande que se vio obligado a ubicarse en un ático de la rue des Grands-Augustins.

5 - Recibió algunas malas críticas.

Entre ellas, la de figuras tan importantes como el historiador del arte Clement Greenberg, el filósofo Paul Nizan o el mismísimo Luis Buñuel. También hubo quejas por no ser una obra tan política como se esperaba.

6 – Sufrió un ataque en 1974 por parte de un activista.

Fue durante los años en que se solían realizar vigilias a su alrededor en protesta por la guerra de Vietnam. Concretamente sucedió esto el 28 de febrero de 1974, cuando un activista llamado Tony Shafrazi, tomó un aerosol de pintura roja y escribió “Kill Lies All” (“Mata todas las mentiras”). Afortunadamente, se pudo limpiar todo sin dañar la obra.

7 – Tras muchas vicisitudes, hoy día está en el Museo Reina Sofía de Madrid, edificio que se proyectó pensando en su exposición.

Durante los años de la guerra estuvo en varias ciudades europeas, hasta que, a petición de Picasso, fue al Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), recorriendo en algunos periodos varios estados del país. Finalmente en 1981 regresó a España, pasando a estar temporalmente en el Casón del Buen Retiro. Actualmente se expone junto a 45 esbozos de la obra.