jueves, 25 de julio de 2024 11:34h.

Siete curiosidades de ‘Psique reanimada por el beso del amor’, de Antonio Canova

1 – Su autor está considerado el mejor escultor neoclásico.

Antonio Canova la realizó entre 1787 y 1793. En esas fechas, tras muchos ensayos y pruebas, había demostrado su talento y dominio del mármol. Aquí mezcló el equilibrio clásico con unos gestos delicados, tiernos y expresivos para ofrecer un amor que está entre lo ideal y lo humano.

2 – El hombre que se la encargó no pudo pagarla una vez terminada.

Fue este el coronel británico John Campbell, quien no pudo adquirirla a causa de sus problemas económicos. Al final la compró en 1800 Gioacchino Murat. 


Retrato de Antonio Canova realizado por John Jackson (c. 1820)

3 – Representa la historia amorosa de Psique y Cupido.

Concretamente se inspira en lo narrado en Las metamorfosis de Apuleyo. Allí se dice que la diosa Venus, celosa de Psique, pidió a su hijo Cupido (Eros) que la enamorara para luego no corresponderla. Sin embargo, al final, este cayó prendado de ella y la llevó a su palacio, donde vivieron noches de pasión. Después, Cupido se apartó de Psique y esta para recuperarlo afrontó una serie de pruebas durante las que quedó sumida en un sueño infernal. Por fortuna Eros, tras conocer su destino, acudió hasta ella y la despertó con un beso: este es el momento que representa la escultura.

4 – Se suele ver en perspectiva frontal, pero acepta cualquier punto de vista.

Por ejemplo, si la miramos desde atrás, veremos detalles como el carcaj de Cupido, la cabellera de Psique o el jarrón de Proserpina (que le hace caer en ese sueño).


 

La escultura, desde otras perspectivas

5 – Técnicamente es una obra de enorme altura.

Así, sorprende por su expresividad y perfección anatómica. La técnica permite ver el contraste entre la piel suave y realista de Psique y los otros elementos; sobre todo, la sábana de textura rugosa que hay sobre la roca. También destacan las finas curvas y líneas del cabello, así como las realistas alas de Cupido.

6 – Tuvo numerosos admiradores, entre ellos, Gustave Flaubert y John Keats, que escribió su “Oda a Psique” inspirado por la obra.

De hecho, cuando la tenía Canova en su taller recibía tantas visitas de curiosos que este se vio obligado a trabajar a otro estudio. Flaubert llegó a escribir tras contemplarla: “Besé bajo la axila derecha de la mujer desmayada que extiende sus esbeltos brazos de mármol hacia el Amor. ¡Y qué pie! ¡Qué perfil! Perdóname, durante tanto tiempo este fue mi único beso sensual, y fue algo más: besé la belleza misma, y ​​fue al genio que sacrifiqué mi entusiasmo ardiente”.


'Antonio Canova en su estudio', cuadro realizado por Hugo Douglas Hamilton, con la obra de fondo

7 – Actualmente se conserva en el Museo del Louvre

Cuando en 1808 los bienes de Murat pasaron a la corona francesa, se trasladó al célebre museo parisino, donde hoy se expone. Hay, además, varias copias en otros países.