martes, 28 de junio de 2022 20:38h.

Uno de los grandes hallazgos del año: se descubren los restos del barco ‘Endurance’, el histórico barco del explorador Shackleton

Una expedición ha logrado encontrar y filmar los restos del ‘Endurance’, el histórico barco del explorador Shackleton, hundido en 1915 cuando sus tripulantes trataban de cruzar la Antártida. El hallazgo, además, tiene mayor importancia por algo que los investigadores no esperaban: la nave se encuentra en un sorprendente buen estado de conservación.

Copia de Sin título (13)
La popa del ‘Endurance’ (con la estrella polar)

El año que trae el 100 aniversario de la muerte del anglo-irlandés Ernest Henry Shackleton (1874-1922) nos ofrece también una de las noticias más inesperadas: tras varios años de trabajo una expedición ha hallado el histórico Endurance, el barco en donde este famoso explorador viajó a la Antártida con el objetivo de cruzarla de un extremo a otro. Además, han conseguido filmarlo, a 3.008 metros de profundidad, en el mar de Weddell, revelando así, para sorpresa de todos –también de ellos mismos-, que se encuentra en un excelente estado de conservación.

Seguramente ninguno de los contemporáneos pensó que alguien pudiera ver nuevamente el Endurance. Shackleton se subió a él en 1914, dispuesto a poner en marcha la llamada “Expedición Imperial Transantártica”, y navegó varias semanas hasta quedar atrapado en el hielo. Así lo escribió el explorador: “No puedo describir la impresión de la implacable destrucción que soporté mientras miraba abajo y alrededor. Los témpanos, con la fuerza de millones de toneladas de hielo empujando tras ellos, estaban, sencillamente, aniquilando al barco”. Por eso, al ver que era imposible continuar, Shackleton dio la orden de abandonar la nave. Tomaron así sus hombres cuantos objetos pudieron y se trasladaron a pequeños campamentos preparados en el hielo mientras veían el barco hundirse lentamente en el agua. Fue el 21 de noviembre de 1915 cuando desapareció totalmente de la superficie.

Una de las imágenes del Endurance atrapado en el hielo (1915)

Con ello se inició, en realidad, la gran aventura de Shackleton. Al principio permanecieron en una gran banquisa de hielo flotante, creyendo que la deriva los acercaría a la isla Paulet, a 400 kilómetros de allí, pero no fue posible y se vieron en la necesidad de improvisar. Pasaron así varios meses en campamentos instalados en banquisas –estuvieron más de un año sin pisar tierra- y, tras alcanzar la isla Elefante, Shackleton decidió partir en un bote por rutas nunca transitadas, con unos pocos hombres, para buscar ayuda. Al final, gracias a sus habilidades y constancia, toda la tripulación logró regresar a casa con vida. Dos años después del hundimiento de su barco.   

Ernest Shackleton

Cuando lo hicieron, revelaron las fotografías que había tomado. Entre ellas, las del propio Endurance encallado en el hielo. Desde entonces, siempre se ha pensado que estas serían sus últimas imágenes. Pero hoy todo ha cambiado. Y hemos podido encontrarnos con el pasado ante nuestros ojos. Esta vez, a color. 107 años después.


 

Dos fotogramas de la filmación, en el primero se ve el timón del barco, en el segundo, la proa (BBC)