miércoles, 28 de septiembre de 2022 06:32h.

Siete películas biográficas dedicadas a músicos que merece la pena ver

Una escena de "Bohemian Rhapsody"
Una escena de "Bohemian Rhapsody"

Aprovechando la repercusión mediática que ha tenido la reciente Elvis, de Bahz Luhrmann, la cual se ha incluido esta misma semana en el canal HBO, recordamos siete películas biográficas dedicadas a músicos que nos gustaron especialmente. ¿Cuáles de ellas habéis visto?

1 – Bird (1988), de Clint Eastwood

Clint Eastwood quiso realizar al finalizar la década de los ochenta un proyecto que sorprendió a todos por estar muy alejado de sus temas habituales: una biografía del gran saxofonista Charlie “Bird” Parker, uno de sus músicos más queridos. El guion es magnífico y el actor Forest Whitaker realiza aquí una de las mejores interpretaciones que hemos visto (¡qué lástima que no haya tenido muchas más oportunidades de demostrarnos su talento!). Por todo ello la crítica considera esta película como “la mejor película que se ha hecho nunca sobre el jazz”. Elegante, dolorosa y un auténtico placer para los oídos.

2 – The Doors (1991), de Oliver Stone


Aunque la película cuenta con los excesos cinematográficos típicos del director Oliver Stone, igual estamos ante un auténtico espectáculo visual y musical. De hecho, no es solo una biografía de Jim Morrison, es un recorrido por los sesenta y por algunas de sus principales manifestaciones culturales y sociales. En su día la película volvió a poner de moda a The Doors en muchos países, pero también recibió críticas negativas, incluidas las de los propios miembros de la banda. Principalmente, por las formas autodestructivas y ególatras con que se pintaba a Jim Morrison. Ahora bien, eso no es culpa de Val Kilmer, el actor que lo encarnó, pues realizó una magnífica interpretación.

3 – Walk The Line (2005), James Mangold


Exponer en dos horas la vida de Johnny Cash, su época (aparecen también Elvis Presley, Carl Perkins o Jerry Lee Lewis), su caída en las drogas y su relación con su esposa June, era, desde luego, una tarea difícil, pero el director James Mangold lo logró aquí de forma notable. Gracias, en buena parte, a la labor de sus dos actores protagonistas, Joaquin Phoenix y Reese Witherspoon, quienes, dando dos de las mejores interpretaciones de su carrera, consiguieron meternos en su historia de amor. ¿Alguna crítica? Phoenix decidió cantar las canciones de Cash durante toda la película, y aunque lo hizo bien, nunca llegó a la altura del músico. Reese Witherspoon, en cambio, sí consiguió salir más airosa cuando hizo lo mismo con las canciones de June.

4 – La vida en rosa (2007), de Olivier Dahan


Aunque la  película generó división de opiniones entre los críticos profesionales, todos coincidieron en algo: la interpretación de Marion Cotillard es sublime y cautiva al espectador. Por eso Stephen Holden, del New York Times calificó su trabajo como “la más asombrosa inmersión jamás encontrada en el cine de una interprete en el cuerpo y alma de otra”. Gracias a ello, junto a la ambientación y labor del director Olivier Dahan, logramos profundizar en la vida de quien es uno de los personajes más icónicos del siglo XX.   

5 – Control (2007), de Anton Corbijn

En esta película, rodada en blanco y negro y con anhelo poético, se narra la trágica vida del líder de la banda post-punk Joy Division, Ian Curtis. El director Anton Corbijn logró darle un tono sombrío y triste afín a su protagonista; aunque es el actor Sam Riley quien, al realizar una fantástica interpretación de Curtis, logró sostenerlo todo. El guion, además, es excelente, pues en lugar de ofrecer un fácil melodrama consigue exponer a un ser humano complejo, lleno de talento y herido por las circunstancias. Por eso consigue traspasar la pantalla y alcanzar el corazón del espectador.

6 – Bohemian Rhapsody (2018), de Bryan Singer

Una biografía al estilo de Hollywood, con esas típicas licencias históricas que se toman para dar un mayor dramatismo (cuando la banda tocó en el famoso Live AID, Freddie aún no sabía que tenía VIH, circunstancia esta que anula gran parte de las premisas de la película). De cualquier forma, aunque el guion y la historia sean a veces un tanto tópicos, estamos ante un espectáculo visual que es difícil no disfrutar. Principalmente gracias a la dirección de Bryan Singer, quien logra que sea la música de Queen la conductora de toda la película y, sobre todo, la gran actuación de Rami Malek.

7 – Elvis (2022), de Baz Luhrmann

Baz Luhrmann toma muchos de los elementos de su conocida Moulin Rouge para recrear –sin llegar a los excesos de la película de Nicole Kidman- la vida de Elvis Presley. De hecho, bajo nuestro punto de vista su estilo casa bien con el personaje, pues transmite energía, alegría y la pasión que siempre despertó. Sí, es verdad que en esta obra el espectáculo visual está por encima de su guion (el cual, por cierto, no incluye a personajes fundamentales en la vida de Elvis), pero igual estamos ante una película muy fácil de disfrutar. Además el joven actor Austin Butler logra transmitir el carisma de Elvis y demostrar por qué sigue siendo una de las grandes figuras del rock.