domingo, 26 de junio de 2022 11:15h.
Literatura norteamericana
Letras
J.D. Salinger

J. D. Salinger, la soledad, los traumas de la guerra y ‘El guardián entre el centeno’

Todos conocemos El guardián entre el centeno. Sin embargo, es menos sabido que J.D. Salinger (1919-2010) lo inició en los años de la Segunda Guerra Mundial y que llegó a llevar consigo los primeros capítulos del manuscrito durante los combates que entabló cuando fue soldado en Europa. Todo ello permite entender parte de la desilusión que recorre el libro y que sintió Salinger al llegar al mundo adulto. Pero este es tan solo uno de los datos de quien es uno de los hombres más misteriosos de la literatura, que tras conquistar al mundo con una sola novela decidió apartarse del ámbito editorial durante la segunda mitad de su vida.
Biografías
Edgar Allan Poe

Edgar Allan Poe: autodestrucción y una última ironía

El 7 de octubre de 1849 falleció en Baltimore, tras unos días oscuros, uno de los escritores más importantes de la historia de la literatura: Edgar Allan Poe. Pocos como él han dejado una impronta tan importante en tantísimos géneros y autores: de Nietzsche a Robert Louis Stevenson, de Ruben Darío a Julio Cortazar, de Jorge Luis Borges a Oscar Wilde, por citar tan solo unos nombres. Hoy queremos recordarlo. 

Letras
Diseño sin título

‘El niño perdido’ de Thomas Wolfe

Thomas Wolfe (1900-1938), influyó a autores tan grandes como Fitzgerald, Bradbury o Kerouac. Y, en su día, el propio William Faulkner lo consideró el mejor escritor de su generación. Buena muestra de ello son obras como “El niño perdido”, una extraordinaria novela corta que supone un viaje a nosotros mismos, a nuestros sentimientos y al modo en que el ser humano trata de encarar sus pérdidas. Hoy, en el aniversario del nacimiento de Wolfe, queremos recordar este título.

Biografías
Charles Bukowski

Charles Bukowski: buscando un refugio en el lado más sórdido de la literatura

Este 16 de agosto será el aniversario del nacimiento de Charles Bukowski (1920-1994). El hombre que, sin dejar de ser un autor maldito, logró un éxito sorprendente en el panorama literario de las últimas tres décadas del siglo XX; siempre, desde ese estilo incorrecto (hoy sus obras resultan mucho más duras que cuando se publicaron) y siempre, convirtiendo a los derrotados y perdedores en los grandes personajes de sus obras