miércoles, 28 de septiembre de 2022 06:32h.

Diez películas para estudiar la Segunda Guerra Mundial (I)

¿No es agradable aprender historia a través del cine? En esta ocasión proponemos diez películas –hay muchas más, por lo que, más adelante seguro que hacemos un nuevo listado- que ayudan a entender mejor el conflicto más terrible que vivió la Europa del siglo XX. ¿Las habéis visto todas?

211Saving_Private_Ryan
Cartel de la película "Salvar al soldado Ryan"

1) SALVAR AL SOLDADO RYAN/RESCATANDO AL SOLDADO RYAN (1998)

Sinopsis: El Capitán John Miller (Tom Hanks) ha de llevar a sus hombres tras las líneas enemigas para encontrar al Soldado James Ryan (Matt Damon), cuyos tres hermanos han muerto en combate. Al enfrentarse a situaciones imposibles, los hombres se cuestionan sus órdenes. Rodeados por la brutal realidad de la guerra, cada uno busca su propia respuesta y la fuerza para sobreponerse a un futuro incierto con honor, decencia y valentía.

Comentario: Cuando salió esta película crítica y público se sintieron sobrecogidos por el realismo de los primeros minutos: nunca hasta la fecha se había logrado grabar el desembarco de Normandía con mayor intensidad. Nunca nadie se había sentido tan cerca de  aquel momento como durante esos minutos. El resto de la película, pese a ofrecer una premisa sencilla, mantiene el tipo y nos sigue dando escenas sorprendentes. Steven Spielberg hizo con esta la que para muchos es la mejor película bélica que se  ha rodado. Recibió cinco Premios Óscar, entre ellos, el de mejor director.

 

2) EL HUNDIMIENTO/LA CAÍDA (2004)

Sinopsis: Berlín, abril de 1945. Una encarnizada batalla se libra en las calles de la capital. Hitler y su círculo de confianza se han atrincherado en el búnker del Führer. Entre ellos se encuentra Traudl Junge, su secretaria profesional. A pesar de que Berlín ya no puede resistir más, el Führer se niega a abandonar la ciudad. Mientras el sangriento peso de la guerra cae sobre sus últimos defensores, Hitler prepara su despedida final.

Comentario: La película parte de una premisa tan interesante como atípica para el mundo del cine: ¿es posible ofrecer una imagen más humanizada de Hitler sin que pierda por ello su aura monstruosa? La respuesta, visto el resultado, es afirmativa. Película de gran rigor histórico, repleta de autocrítica y con un actor, Bruno Ganz, que demuestra un talento excepcional.

3) ¿VENCEDORES O VENCIDOS?/EL JUICIO DE NUREMBERG (1961)

Sinopsis: En 1948, tres años después del final de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), cuatro jueces, cómplices de la política nazi de esterilización y limpieza étnica, van a ser juzgados en Nuremberg. Sobre Dan Haywood (Spencer Tracy), un juez norteamericano retirado, recae la importante responsabilidad de presidir este juicio contra los crímenes de guerra nazis.

Comentario: Estamos ante una de las mejores películas históricas que se haya rodado. Honesta, veraz y elegante. Con un Montgomery Clift  y un Spencer Tracy excelentes y un Maximilian Schell en estado de gracia. Este, además, se llevó el Óscar y el Globo de Oro por su interpretación. Stanley Kramer, por su parte, demostró una vez más (su película anterior había sido La herencia del viento) que no le daba miedo afrontar temas difíciles como este.  

4) CARTAS DESDE IWO JIMA (2006)

Sinopsis: Sin más defensa que la pura voluntad y las rocas volcánicas de la propia isla, el General Tadamichi Kuribayashi y sus hombres, elaboraron una estrategia defensiva sin precedentes, basada en la construcción de una fortaleza subterránea compuesta por un laberinto de túneles excavados a través de la roca negra volcánica de Iwo Jima. Esta táctica transformó lo que se preveía como una derrota rápida y sangrienta, en una batalla histórica que se prolongaría durante casi 40 días de combate heroico.

Comentario: Aunque quizá no tiene la fuerza de otras obras de Clint Eastwood, lo cierto es que el argumento del que parte esta película la hace merecedora de atención. Porque, desde luego, tiene mérito que un estadounidense ofrezca un episodio de la guerra desde la perspectiva japonesa y coseche un resultado tan respetuoso y, a la vez, realista. Eastwood se compadece del soldado que lucha en las guerras y, en el camino, ofrece detalles fantásticos, crudos y llamativamente atrevidos. Estuvo nominada a cuatro Premios Óscar, incluyendo el de mejor película y mejor director.

5) EL PIANISTA (2002)

Sinopsis: Wladyslaw Szpilman (Adrien Brody) era uno de los pianistas polacos más conocidos, pero cuando estalló la guerra, como tantos judíos, Szpilman y su familia fueron desalojados de su apartamento y apiñados junto a miles de personas en el ghetto de Varsovia, donde el pianista se ganó la vida como pudo, tocando en los bares en los que se reunían colaboradores y traficantes del mercado negro.

Comentario: la persecución del pueblo judío se ha tratado en numerosas películas (podrían incluirse en este listado otras dos películas fantásticas: La lista de Schindler y La vida es bella). Pero en esta obra se ofrecen elementos muy poco habituales. Y no solo por ofrecer el punto de vista polaco y explicarnos qué sucedió con el gueto de Varsovia, también porque sabe transmitir como pocas los horrores del infierno nazi. También acierta al focalizar todo en un personaje tan interesante como Szpilman. Ganó tres Premios Óscar, al mejor director (Roman Polanski), al mejor actor (Adrien Brody) y al mejor guión adaptado.

6) ROMA, CIUDAD ABIERTA (1945)

Sinopsis: Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Estando Roma ocupada por los nazis, la temible Gestapo trata de arrestar a Manfredi, el líder del Comité Nacional de Liberación. Annie Marie ofrece refugio en su casa a Manfredi y a algunos de sus camaradas, pero los alemanes descubren su escondrijo y rodean la vivienda; algunos partisanos consiguen escapar por los tejados, pero Manfredi es apresado.

Comentario: Estamos ante la que es una de las obras más importantes de la historia del cine y una de las muestras más perfectas del neorrealismo italiano. Al verla, hay que tener en cuenta una cuestión fundamental: Roberto Rossellini la rodó, con muy pocos medios, en el año 1945, con lo que el valor histórico que ofrece es imposible de igualar.  Nada hay que sea más directo y más cercano que esta película. Esa Roma que aparece, devastada totalmente, es la auténtica. Ese dolor que se nos transmite, es el del propio conflicto europeo.

7) ENEMIGO A LAS PUERTAS/ENEMIGO AL ACECHO (2001)

Sinopsis: La película narra la historia del duelo entre el experto francotirador Vasili Záitsev (que se convirtió en un héroe para el pueblo soviético por su labor en la batalla de Stalingrado) y el aristócrata alemán Edwin König, que había sido enviado a la ciudad con el único objetivo de eliminarle.

Comentario: Pese a ser mucho más convencional que la mayoría de las películas que aparecen en este listado –además de ofrecer elementos más tópicos y manidos, como la historia de amor entre Jude Law y Rachel Weisz-, resulta especialmente interesante porque ofrece el conflicto desde el lado soviético (aunque se observen numerosas “licencias” históricas). Además, el director francés Jean-Jacques Annaud se arriesga y consigue rodar escenas bélicas, sobre todo en los primeros minutos, que no tienen nada que envidiar a las que aparecen en Salvar al Soldado Ryan.

8) EL PUENTE SOBRE EL RÍO KWAI (1957)

Sinopsis: Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), un grupo de prisioneros británicos se ve obligado por los japoneses a construir un puente. Los oficiales, capitaneados por su coronel se opondrán a toda orden que viole la Convención de Ginebra sobre los derechos y las condiciones de vida de los prisioneros de guerra.

Comentario: David Lean dirige esta excelente película que reflexiona, más que sobre los conflictos bélicos, sobre los combatientes y sus conductas. Algo que queda reforzado por las magníficas interpretaciones. Sí, es verdad: es hija de sus tiempos, y ofrece una imagen heroica del Reino Unido que se contrapone a la que se da de los japoneses. Pero estamos ante un clásico que influyó buena parte del cine bélico posterior y que supo mezclar como pocos el cine de aventuras, el dramático y el bélico. Ganó siete Premios Óscar, incluidos los de mejor película, director, actor (Alec Guinnes) y guión.

9) EL INSTANTE MÁS OSCURO/LAS HORAS MÁS OSCURAS (2017)

Sinopsis: Churchill es nombrado Primer Ministro mientras las tropas de Hitler se expanden por Europa y amenazan a Reino Unido. En un periodo inestable, cada uno de los movimientos de Churchill será cuestionado por el rey Jorge VI y su propio partido.

Comentario: Aunque a ratos la película se ofrece más como un panegírico de Winston Churchill, con momentos inventados y caricaturescos y escenas imposibles –como la del metro-, igual nos consigue ofrecer el clima político que se vivió en Londres en mayo de 1940. Gary Oldman, que hace de Churchill, está perfecto. De hecho, quizá con otro actor esta película no hubiera tenido tanta relevancia. Ganó dos premios Óscar, incluido el de mejor actor (para Oldman).

10) RESISTENCIA (2008)

Sinopsis: Segunda Guerra Mundial, 1941. Los judíos de Europa Oriental están siendo masacrados. En la Bielorrusia ocupada, los hermanos Bielski logran escapar de una muerte segura y se refugian en los bosques que circundan su casa. A partir de entonces, lucharán no sólo por su propia supervivencia frente a los nazis, sino que salvarán a miles de personas. A medida que se extienden los rumores sobre su entrega y coraje, otras personas de toda clase y condición se unen a ellos.

Comentario: Aunque seguramente sea la más desconocida de las películas que aparecen en esta lista, lo cierto es que esta película, dirigida por Edgard Zwick, y protagonizada por un siempre interesante Daniel Craig ofrece, con su sobriedad, algunos puntos interesantes. Primero, por lo original de la propuesta: la historia real de un grupo de judíos que se enfrentaron a los nazis. Es verdad que acaba surcando el cine convencional, y que se le pueden poner algunos “peros” históricos, pero eso no quita que, dentro del panorama del cine bélico, no ofrezca momentos intersantes.