sábado, 22 de junio de 2024 20:21h.

Especial ‘Día de San Valentín'. Siete novelas de amor que no siempre aparecen en los listados de novelas románticas

Rayuela portada
Detalle de una de las portadas de 'Rayuela'

Este 14 de febrero asistimos, inevitablemente, a la festividad de San Valentín. Y por si alguien no se había enterado, allí están las radios, televisiones y centros comerciales para recordárnoslo. Nosotros nos sumamos a esta cita anual ofreciendo siete novelas con historias de amor que lograron conmovernos. Todas, con algo en común: indagan en los sentimientos más allá de los clichés y de los convencionalismos, ofreciendo perspectivas distintas en el género, personajes ricos y profundos, y otras virtudes literarias. Así que, sin ningún orden en particular, aquí están.

1 – Rayuela (1963), Julio Cortázar

La gran obra de Cortázar ofrece muy distintas interpretaciones y muestra una riqueza y complejidad que hacen muy difícil una clasificación en un género concreto. Pero lo que une todo es la relación entre Horacio Oliveira y Lucía, esa Maga que nada en ríos metafísicos y logra seducirnos con su personalidad. Los fragmentos amorosos de Rayuela son excepcionalmente bellos (allí está Internet, repleto de citas tomadas de sus páginas) y cuentan con el estilo inimitable de Cortázar. Toda una lección de literatura.  

2 – Últimas tardes con Teresa (1966), de Juan Marsé

Esta historia en torno al romance de Manolo y Teresa, dos jóvenes procedentes de mundos muy distintos –el adinerado y el marginal-, ofrece una belleza en cada página y una perfección formal herederas de Faulkner y Nabokov. Marsé creó en esta ocasión a dos personajes extraordinariamente reales, indagando en los porqués y causas de sus enamoramientos, y explicando buena parte de la España de los años cincuenta y sesenta en sus páginas. Incluyó, además, la trágica historia de Maruja para dar una tercera visión sobre el amor. Y así, todo confluye hasta dar lugar a una de las mejores obras del siglo XX español.

3 – Tokio blues (Norwegian Wood) (1987), de Haruki Murakami

Una canción de The Beatles sirve de excusa para que Murakami nos cuente los recuerdos de juventud de Toru Watanabe, un joven estudiante de Tokio que reflexiona sobre su pasado. Así, vivimos la relación que vivió con la novia de su mejor amigo, fallecido tiempo atrás, la cual se desarrolla en paralelo a la vivida con otra mujer que le permite explorar de modos diferentes el sexo y el amor. Todo con una profundidad psicológica envidiable. Esta es una de las historias más atípicas, por formato y contenido, que hemos leído en los últimos años.

4 – Seda (1996), de Alessandro Barico

Aunque la historia de un comerciante francés del siglo XIX llamado Hervé Joncour que se enamora en Japón de una joven tuvo gran éxito en los años noventa, hoy quizá sea la más desconocida de nuestro listado. También puede ser la que más debates puede despertar en torno a los verdaderos sentimientos de su protagonista, pese a que igual nos parezca la suya una historia de amor. Es una novela de capítulos llamativamente cortos que se toma sin embargo su tiempo para la narración hasta llegar a su sorprendente final. Una historia de amor, peo también una reflexión sobre nuestros sueños en torno a este sentimiento. Una joya de la literatura reciente.

5 – La Regenta (1884-1885), de Leopoldo Alas, “Clarín”

La que es una de las más grandes obras de la literatura española del XIX narra la historia de Fermín de Pas, un sacerdote hambriento de poder y deseo; y Ana Ozores, una mujer insatisfecha con su marido que anda a la búsqueda de respuestas. “Clarín” se atrevió a romper las convenciones sociales y ofreció una historia muy polémica dotada con una profundidad sorprendente. Sí, no es una convencional historia de amor entre dos personas (allí están personajes como Álvaro Mesía para demostrarlo), pero indaga como pocas en la mente humana, en los sentimientos y en los deseos. Una de nuestras novelas favoritas.

6 – El doctor Zhivago (1957), de Boris Pasternak

Habíamos pensado incluir en el listado a la Ana Karénina de Tolstói, pero ya que tenemos a Ana Ozores –con la que comparte mucho- y Boris Pasternak es menos conocido, hemos optado por El doctor Zhivago. Así, aunque el escritor Nobel de Literatura gozó de gran éxito por la adaptación cinematográfica de la obra, el libro nos parece mucho mejor para profundizar en la historia del médico Yuri Andréyevich Zhivago y la enfermera Larisa Antípova. Y no solo por la riqueza que imprime a la personalidad de sus personajes, también por la belleza de su prosa, tan intensa como repleta de vida.  

7 – El amor en los tiempos del cólera (1985), de Gabriel García Márquez

Una de las más bellas y profundas novelas que hemos tenido la oportunidad de leer y que parte de una cuestión: ¿puede el amor resistir hasta el final, pese a las dificultades y la distancia? El amor de Florentino y Fermina, un amor que durante medio siglo no se ha visto correspondido, trata de dar algunas respuestas a ello. Y, mientras, como lectores, nos conmovemos, observamos de cuántas formas pueden fluir los sentimientos. Sin duda, una de las grandes obras del maestro Gabo.