viernes, 21 de junio de 2024 00:00h.

El tanzano Abdulrazak Gurnah gana el premio Nobel de Literatura 2021

El escritor, residente actualmente en el Reino Unido, ha obtenido el galardón por “su penetración intransigente y compasiva de los efectos del colonialismo y el destino del refugiado en el abismo entre culturas y continentes”.

Una vez más los portales literarios (e incluso las casas de apuestas) erraron al dar sus favoritos. Ni la francesa Arnie Ernaux, que parecía la candidata que más opciones tenía para ganar el premio, ni Ngũgĩ wa Thiong’o, ni por supuesto (ya es una tradición) el japonés Haruki Murakami han sido los galardonados con el Nobel de Literatura de este año. El elegido ha sido el tanzano Abdulrazak Gurnah (que, por cierto, estaba entre los últimos en las apuestas), por, según ha dicho el jurado, “su penetración intransigente y compasiva de los efectos del colonialismo y el destino del refugiado en el abismo entre culturas y continentes ".

Abdulrazak Gurnah nació en 1948 en la isla de Zanzíbar (Tanzania), aunque desde que llegara como refugiado en la década de 1960, por la revolución que organizó ell presidente Abeid Karume, reside en el Reino Unido, en donde hasta hace poco ha sido profesor de literatura inglesa y poscolonial en la Universidad de Kent en Canterbury. Ha publicado diez novelas y varios cuentos. El presidente del comité del Nobel, Anders Olsson, ha dicho que las obras del escritor, desde su opera prima, Memory of Departure (1987),  hasta la “magnífica” Afterlives (2020), “abren nuestra mirada a un África Oriental culturalmente diversificada, desconocida para muchos en otras partes del mundo”. Así, con títulos como Desertion (2005) demostró, desde una historia de amor, el punto de vista de las poblaciones indígenas en los conflictos del colonialismo; y con Paradise (1994) expuso, a la manera de Joseph Conrad, el viaje de un joven inocente llamado Yusuf al corazón de las tinieblas de África en donde queda patente el choque de mundos y creencias. Aunque en su obra hay también textos en que habla del racismo y de las sensaciones que experimentó a su llegada a Inglaterra, como, por ejemplo, Pilgrims Way (1988) o Dottie (1990), en donde lo hace a través de una mujer negra de origen inmigrante.

Su última novela, la mencionada Afterlives, nos cuenta la historia de Ilyas, un niño al que secuestran las tropas coloniales alemanas y que regresa a su aldea, ya adulto, después haber luchado durante varios años en una guerra contra su propio pueblo. The Guardian la describió como “una novela convincente que reúne a todos aquellos que estaban destinados a ser olvidados”.

Abdulrazak Gurnah, de cuya obra el jurado del premio también dice que ofrece “una exploración interminable impulsada por la pasión intelectual”, es el primer escritor tanzano que se lleva el premio (y el segundo africano de raza negra, después de que lo recibiera Wole Soyinka en 1986). Y aunque somos conscientes de que, a veces las decisiones de la academia de Oslo han levantado algunos debates, celebramos esta elección. Sin duda, ahora mismo las editoriales estarán trabajando para que en breve podamos leer en español algunos de estos títulos.